¡Hacer que las cosas pasen! Tercer Encuentro Nacional Alumni

¡Hacer que las cosas pasen!

Tercer Encuentro Nacional Alumni

«Hacer que las cosas pasen», esta fue la frase que se quedó grabada en mi mente después de participar en el Tercer Encuentro Nacional Alumni de Enseña Por Colombia en Bogotá.

Mi nombre es Dairo Ortega, becario del programa Ser Pilo Paga y estudiante de Geología en la Universidad del Norte en Barranquilla. En junio de este año fui invitado a ese maravilloso evento, que sin esperarlo pasó a ser uno de esos momentos en la vida que no se olvidan. Allí conté, brevemente, mi experiencia de vida, los retos que he afrontado para alcanzar mis metas, la dedicación y el trabajo en cada paso, y lo trascendente que fue contar con tan buenos docentes, como Tatiana Forero, precisamente, Alumni de Enseña por Colombia.

¡Hacer que las cosas pasen! Tercer Encuentro Nacional Alumni
Dairo Ortega
Estudiante

Hace poco mi mamá me contó lo increíble que es ver, que hace apenas unos años iba por nosotros a la escuela, en medio del sol ardiente y una polvareda en el largo trayecto desde la casa hasta el colegio. Hoy, después de casi catorce años, a mitad de una apasionante carrera, en una de las siete mejores universidades del país gracias a una beca otorgada por mi rendimiento académico, soy testigo, si no es más, de lo importante que es la educación en la vida de las personas.

Tener acceso a educación es, simplemente, tener en tus manos la mejor herramienta para convertirte en lo que quieres ser, es la posibilidad de tener la vida que se desea. Creo que habiendo mencionado esto, sobra decir por qué el llevar educación a cada niño, niña, joven o adulto, sin importar su estrato socioeconómico o el lugar del mundo en el que se encuentre, es una de las labores de mayor importancia a la que estamos llamados.

¡Hacer que las cosas pasen! Tercer Encuentro Nacional Alumni

Es muy fácil distraerse con lo cotidiano y olvidarnos de esto, pero cuando estás hablando de tu historia, frente a un público lleno de docentes, ingenieros, artistas, economistas, biólogos, entre otros, todos ellos reunidos con el mismo propósito: llevar educación de calidad a su país, te das cuenta que las cosas sí se pueden dar y que hay gente trabajando apasionadamente por ello.

Cuando regresé a casa después del evento, me fue inevitable pensar en todo lo que he logrado junto con mi familia y mis docentes y, como nunca antes, dimensionar el poder de la educación para transformar la vida de las personas; pero sobretodo, lo crucial que es ser de las personas que hacen que las cosas pasen.

Durante el evento, mientras disfrutaba del frío de Bogotá, me sentí realmente contento, me di cuenta de la gran labor que hace Enseña por Colombia, de las vidas que están impactando, y de las personas tan únicas que estaban allí presentes, reconociendo que son ellas justamente las que trabajan por un futuro mejor para la educación de nuestro país.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *