En Enseña por Colombia hemos recibido con optimismo las buenas noticias del proceso de paz. El camino aún es largo, y los retos que tenemos por delante son gigantes, pero nada puede ser más importante para nosotros que soñar con una Colombia en paz.

Pablo Jaramillo
Director Ejecutivo

Estamos convencidos de que la educación será la mejor herramienta para reconstruir el país. Y es por eso que en Enseña por Colombia nos adelantamos a esa labor. El cambio ya está pasando. Desde regiones como el Urabá Antioqueño, Chocó y Vichada; y en ciudades como Bogotá, Barranquilla y Cartagena, nuestros Ecos ya están construyendo paz.

Uno a uno, en sus salones de clase, los profesores de Enseña por Colombia, están creando con sus estudiantes nuevos referentes de liderazgo. Les están ayudando a creer en sus capacidades, a ver nuevos caminos y a creer en sus sueños, por muy ambiciosos que sean.

A su vez, ellos mismos están viviendo una experiencia extraordinaria que los está transformando en ciudadanos con mayor entendimiento de la compleja realidad del país, de los orígenes del conflicto y de las brechas regionales. Están aprendiendo a tener más empatía para preguntar antes de juzgar; más curiosidad para entender a las personas que piensan diferente; y tienen la convicción absoluta de que la educación es el camino que debemos tomar para afrontar los retos que tenemos y tendremos como país.

Hoy, más que nunca, estamos orgullosos por ese compromiso de nuestros ecos y alumni, con la esperanza de que en diez años hagan parte de esa nueva generación de líderes que decidió asumir como propio el reto de construir un país en paz, y que nos demostró que la única forma de cambiar es ser parte del cambio.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *