Tercer Encuentro Nacional Alumni

Volar desde Cartagena a Bogotá, llena de ansiedad por participar en el Tercer Encuentro Nacional Alumni, me permitió preparar mis sentidos para vivir una experiencia inolvidable; porque, cómo olvidar los abrazos de reencuentro con mis colegas de la cohorte 2017, o la bienvenida del equipo y el intercambio de experiencias maravillosas con otros miembros del movimiento: ¡fueron dos días de intensas emociones!

El primer día, inició al ritmo de la danza contemporánea, una presentación de estudiantes del grado décimo del Colegio la Giralda en Bogotá. Cuando descubrí que las espectaculares bailarinas eran estudiantes, mi pecho se hinchó de la felicidad. Tenían que haber presenciado esa tremenda puesta en escena.

Tercer Encuentro Nacional Alumni
Joyce Renteria Zamora
Alumni Cohorte 2017

Seguido, y no muy alentador, pero necesario, conocí el informe: «Tejer ideas, balance del estado de la educación en Colombia 2010-2018», presenta los principales retos para avanzar en la equidad del sistema educativo, teniendo como prioridad el derecho a aprender de todos los niños, niñas y adolescentes del país, en especial de indígenas, afro y otros grupos étnicos.

Sumado a ello, la situación actual de la educación rural, que nos permitió entender que las oportunidades educativas, al parecer, son inversamente proporcionales a la realidad de los estudiantes. Esta información me permitió llegar a una conclusión: para cerrar la brecha educativa necesitamos una visión contextualizada, que asegure, realmente, que los estudiantes comprenden su realidad desde el aula de clase, ¡qué bueno que ya la estamos construyendo!

Disculpen si me extiendo, pero no podía dejar de mencionar lo aprendido sobre el papel fundamental que cumple la comunidad en el quehacer educativo. Ellos son la voz, el voto y el reflejo de cada individuo que nos rodea en la Institución. Si tienes buena relación con la comunidad, si has establecido vínculos formidables de respeto y si los haces partícipes de su propia evolución social, puedes darte por bien servido. 

Debemos trabajar con ellos, no para ellos. Es en ese instante, que aflora la virtud de todo buen líder: escuchar y dar el poder a las personas, para que sean dueñas de su propio cambio.

Por otro lado, escogí asistir al panel de emprendimiento, uno de los muchos que se realizarón, porque hace tiempo tengo una idea de proyecto que aún no arranca. En este espacio entendí que si no me lanzo, jamás descubriré si podré lograrlo; no necesito una idea del otro mundo, solo conocer las necesidades de mi contexto inmediato, así puedo desarrollar ideas que hayan funcionado en contextos similares o que atiendan a las prioridades de mi realidad. 

_______________________________________________________________________

Tercer Encuentro Nacional Alumni

Emprender por Colombia no es convertirse en una máquina de hacer dinero, es un sentimiento genuino de participar en un proyecto con impacto social transformador.

Los aprendizajes no terminan ahí, el segundo día del evento reafirmé que hago parte de un movimiento, que requiere acciones encaminadas al desarrollo social, teniendo como eje la educación y que en mi región, por ejemplo, puedo ser ese puente que reconcilia, teje oportunidades y desarraiga estereotipos negativos. 

Tercer Encuentro Nacional Alumni

Enseña por Colombia es una organización diversa e inclusiva, que se forma y se reconstruye al escuchar diferentes puntos de vista, y  está convencida que un dia todos los niños, niñas y jóvenes de Colombia tendrán acceso a una educación de calidad. Ese es el sentir de todos, es lo que soñamos, así que: ¡vivamos nuestra marca Enseña por Colombia a donde sea que vayamos!

Sé que como yo, muchos salieron recargados de este maravilloso espacio, el Tercer Encuentro Nacional Alumni, del que todos somos parte. 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *