Jenny  fue docente de lenguaje en básica secundaria y media vocacional por dos años en el colegio Ateneo Juan Eudes de la Corporación educativa Minuto de Dios, donde desarrolló como Eco un proyecto que vinculó: estudiantes, padres de familia, competencias ciudadanas y medios de comunicación, llamado «A rodar ideas, Ateneo». Jenny ahora se unió a Enseña como coordinadora FAC en Urabá.  Es comunicadora social y periodista de la Universidad Minuto de Dios, mejor egresada 2012 en categoría servicio social, ha desarrollado varios audiovisuales en comunidades vulnerables y ha sido voluntaria de varios proyectos.

¿Cuáles son tus dos mejores recuerdos como profe?Aprendí a sostener y cuidar como se debe, cada una de las cuerdas de mi guitarra, aprendí a ser un muy buen técnico de fútbol, quien enseña, quien dirige, corrige, guía, prepara, organiza, entiende individualidades y sabe cuál es el objetivo a corto, mediano y largo plazo del equipo. Aprendí sobre todo a caer y levantarme más fuerte todavía.

¿Qué te inspira a seguir en Enseña, ahora como coordinadora?

Definitivamente a compartir lo aprendido, a construir desde otro rol, ese tal anhelado objetivo Enseña.

¿Qué aprendiste de tu coordinadora de Enseña?

A creer en mis capacidades, a ser constante,  exigente, comprometida, organizada  y sobre todo a aplaudirme  todos los logros por pequeños que fueran.

¿Cómo te imaginas la región del Urabá?

Totalmente diferente al contexto en el cual lideré por estos dos años, pero que no es de mi total desconocimiento, he trabajado también zonas vulnerables realizando talleres y acompañamientos, sin embargo no deja de existir ese deseo de conocer tantos niños que se alegran de ver personas como nosotros.

¿Qué consejo quieres darles a los Ecos (2013, 2014) que comienzan clases por estos días?

Dejar atrás prejuicios es lo más importante, tener una mente libre y dejarse llevar para aprender, cuando  se empieza este recorrido es importante: observar, escuchar, atender, evaluar el contexto y luego si preguntarse ¿Qué, cómo y por qué voy a hacer lo que quiero hacer?.

¿Cómo fue tu experiencia como profesora de español en el Ateneo?

Enriquecedora desde múltiples escenarios, muchos de los temas, por no decir todos, apenas los recordaba cuando ya los tenía que enseñar, por eso el primer año es el más difícil, porque tienes que aprender para enseñar, pero este no fue el único reto en Ateneo, fueron varios y entre ellos el manejo de grupo, el irrespeto, el bajo autoestima y el poco interés por lo que se hace. Pienso que mis compañeros y yo, ECOS en Ateneo aprendimos a aprender.

¿Qué querrías saber hace dos años que no sabías?

Me preguntaba una y otra vez ¿cómo van a ser mis pequeños o grandes pupilos? ¿Cómo voy a organizar esas múltiples propuestas que otorga el instituto? Y sobre todo ¿Cuál de todas se aplican a mi contexto?, ¿Cómo será el grupo docente con quien tengo que desarrollar proyectos y actividades?, muchas preguntas, que ahora podré responder a mis compañeros Ecos.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *