Por Lenys Macías

Desde muy temprano en la universidad empecé a trabajar en el sector educativo y mientras estudiaba economía en la Universidad Industrial de Santander –una universidad pública- reflexioné sobre la importancia de la educación como eje del desarrollo del país y sobre lo indispensable que sería una educación de calidad, para todos y todas, sin importar el estrato social, la región o el lugar del país de donde provenga. ¿Por qué un niño que nace en el Urabá antioqueño tiene menor probabilidad de recibir una educación de calidad que un niño que nace en Atlántico o Bogotá?

Una vez finalizada mi carrera, apliqué a Enseña por Colombia porque sería la gran oportunidad de responder a muchos de los cuestionamientos que tenía. Al ser elegida, me trasladé a la ciudad de Bogotá y fui profesora durante dos años en el Colegio Ateneo Juan Eudes, del Minuto de Dios.

lenys

En estos dos años pude conocer de fondo la vida de un profesor e identifiqué cuáles son las fortalezas que deben tener, pero además todos los problemas a los que debe enfrentarse día a día un profesor en Colombia. Viví y fui testigo del gran potencial que tienen los jóvenes de nuestro país, pero también fui testigo de todos los retos que tienen, en una sociedad donde la cultura del dinero fácil y una historia de violencia demarcan el estilo de vida que quieren tener los jóvenes colombianos.

Ser profesora me dejó un incontable número de experiencias, de sonrisas y habilidades para enfrentar y solucionar problemas; todas estas experiencias cambiaron mi vida y establecieron una prioridad en mi vida profesional: la educación. ¡Quiero trabajar por la educación de mi país y siento que estoy en el lugar en donde debo estar!

¿Qué viene después de estar en el aula durante dos años?

Seguir trabajando por la educación y el futuro de nuestro país. Actualmente hago parte de la Fundación Empresarios por la Educación, en un cargo administrativo, donde sin lugar a dudas la experiencia en el colegio ha sido vital para mi desempeño. Además, soy docente de la Universidad Minuto de Dios.

¿Cuál debe ser el papel de un docente?

Para empezar, es importante reconocer que los colegios y a nivel agregado, las secretarías de educación, desconocen el contexto real en el que se desenvuelven las instituciones y esto en ocasiones subvalora la importancia que tiene el docente con la calidad de la educación. Son muchos los aspectos que influyen en la calidad del profesor: salario, nivel de educación, edad, experiencia profesional, nivel de las pruebas Saber, estas se relacionan de manera directa con la forma en que un profesor llega a un aula de clase a motivar a sus estudiantes.

Sin lugar a dudas un profesor es madre, padre, psicólogo, orientador pero también es la pieza clave en el desarrollo académico de sus estudiantes, estas no pueden estar separadas por lo que el profesor se vuelve indispensable en el desarrollo educativo, pero también en la vida a futuro del estudiante.

En el país hay un camino por recorrer, el inicio para ello es unir esfuerzos para que el tema de la educación se vuelva un tema central en el desarrollo del país, pero más allá de la educación, el papel de los docentes y la forma como estos deben prepararse para jalonar desde sus aulas el futuro del país.

A  los empresarios, instituciones educativas y el gobierno nacional invertir en la Educación es la mejor estrategia y política para mejorar la calidad de vida de todos los colombianos.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *