LATIDO LATINO 2019 México

Si no es hoy ¿cuándo?, si no soy yo ¿quién?

Latido Latino 2019, México

Latido Latino me dejó muchos aprendizajes: la capacidad de trabajar en equipo para lograr metas comunes, la importancia de crear proyectos que nazcan de las ideas y el interés de las comunidades, el sentido de posibilidad ante los retos diarios, la importancia de tener una visión común en Latinoamérica y el profundo aprendizaje que nace al compartir con otros.

LATIDO LATINO 2019 México
Alejandra Daza
Alumni Cohorte 2016

Pero hay un aprendizaje mayor. «No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy», este es uno de los consejos más acertados si queremos transformar nuestras vidas o el lugar en el que vivimos, porque siempre que enfrentamos algo con lo que no estamos de acuerdo nos quedamos en la ira, la desilusión o la rutina y olvidamos que en nuestras manos está hacer algo hoy para ver el cambio mañana.

 Así lo entendió José Adolfo Quisocala que dejó la desilusión y la rutina para crear el Banco de Estudiantes de Perú. Para José los niños no son el futuro del mundo, son el presente y por eso construyó un sistema financiero que les permite cumplir sus sueños, ahorrar y aprender a manejar, desde pequeños, el dinero.

LATIDO LATINO 2019 México

Si no es hoy ¿cuándo?, si no soy yo ¿quién?

Latido Latino 2019, México

Latido Latino me dejó muchos aprendizajes: la capacidad de trabajar en equipo para lograr metas comunes, la importancia de crear proyectos que nazcan de las ideas y el interés de las comunidades, el sentido de posibilidad ante los retos diarios, la importancia de tener una visión común en Latinoamérica y el profundo aprendizaje que nace al compartir con otros.

Pero hay un aprendizaje mayor. «No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy», este es uno de los consejos más acertados si queremos transformar nuestras vidas o el lugar en el que vivimos, porque siempre que enfrentamos algo con lo que no estamos de acuerdo nos quedamos en la ira, la desilusión o la rutina y olvidamos que en nuestras manos está hacer algo hoy para ver el cambio mañana.

 Así lo entendió José Adolfo Quisocala que dejó la desilusión y la rutina para crear el Banco de Estudiantes de Perú. Para José los niños no son el futuro del mundo, son el presente y por eso construyó un sistema financiero que les permite cumplir sus sueños, ahorrar y aprender a manejar, desde pequeños, el dinero.

Pero, ¿qué es lo interesante de todo esto? que José tiene solo 14 años. Un niño lidera un banco. Un niño logró que Visa, una de las marcas líderes del mundo, creara tarjetas débito para sus clientes. Un niño de 14 años que les enseña a otros niños que reciclando y ahorrando pueden lograr sus metas.

Después de contarnos todos los retos que enfrentó, entre ellos a muchos adultos que le dijeron que no podría lograrlo, se paró frente a más de 150 adultos, la mayoría con experiencia docente, para demostrarnos que ellos, los niños, tienen todas las capacidades para transformar sus comunidades y nos dijo: ¡los niños necesitamos que los profesores crean en nosotros, que nos ayuden a desarrollar nuestras ideas! ¡Nosotros somos el presente, no el futuro!

En ese momento muchos de nosotros quedamos congelados. ¿Cuántas veces le decimos no a los niños? ¿cuántas veces invalidamos sus ideas, con cualquier argumento? Los niños saben muy bien que si no son ellos, nadie más lo hará, y que si no es ahora, tal vez nunca suceda. Los adultos deberíamos aprender más de ellos.

Después de escucharlo encontré dos cosas más que me dejan sin aliento, y que encienden, de nuevo, mi pasión por la educación y la transformación social:

  1. Hay muchas ideas que se nos pasan por la mente cuando estamos en desacuerdo con una situación particular, o cuando queremos potenciar las habilidades de un grupo específico, pero a veces nos quedamos en el papel, o pensamos que nuestras ideas son muy difíciles de realizar. Pero, si no es hoy ¿cuándo? si no soy yo ¿quién?
  2. En ocasiones nos sentimos solos, pensamos que nadie comparte nuestras ideas, pero este tipo de eventos, en los que hay personas aparentemente diferentes por sus orígenes, nos permiten entender que otros han tenido las mismas ideas, e incluso ya han logrado llevarlas a cabo.
LATIDO LATINO 2019 México

Así que si alguno de ustedes se ha sentido solo o le ha negado la oportunidad a un niño de creer que sus ideas son válidas, o tal vez se ha dejado consumir, igual que yo, por la rutina y la desidia, hoy es el momento de creer que sí se puede. El cambio está en nuestras manos, soñar es lo que nos hace humanos y lograr nuestros sueños es lo que nos inspira a seguir adelante.

¡Juntos, somos el cambio que queremos lograr!

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *