Dar ideas sobre lo que cambiaríamos o haríamos diferente para mejorar la calidad de la educación en el país siempre ha sido muy fácil, pero ¿Cuántos aceptarían el reto de dedicar dos años de sus vidas para enseñar en  poblaciones menos favorecidas? Pues este es el reto que muchos profesionales de diferentes lugares del país decidieron aceptar; irse a un salón de clase por dos años para llevar educación de calidad  a los niños con menos oportunidades. Ellos son jóvenes que  están convencidos de que pueden impactar positivamente la vida de los estudiantes del municipio de Acandí.

Hoy, después de 5 años hemos impactado a más de 11.000 estudiantes en Bogotá, Barranquilla, Vichada, Urabá, Cartagena y aunque faltan muchos lugares a los que queremos llegar, ya es una realidad el sueño de poder sumarnos al cambio que necesita el departamento del Chocó en materia de educación. Este año los colegios “Agrícola Agropecuario Diego Luis Córdoba”, “Institución Educativa Sagrado Corazón” y en el “Centro Educativo San Francisco” del municipio de Acandí recibieron a Luis Felipe Gutiérrez Acevedo (comunicador), Julián Restrepo Monroy (biólogo), Nathaly Arias Ramírez (ingeniera biotecnológica), Laura Puerto Chaves (psicóloga), Luz Ayda García Pamplona (profesional en Ecología y Turismo), Emiliana Cárdenas Velasco (diseñadora), Mauricio Isaza Franco (politólogo), Jaisy Bibiana Urrutia Moreno (profesional en Educación), Fabián Andrés Hernández Rodríguez (comunicador), Alba María Botina Botina (ingeniera agroforestal) y Laura Méndez Vargas (zootecnista); 11 jóvenes profesionales que, sin importar los inconvenientes o incomodidades propias de la región, llegaron con toda la ilusión de trabajar y aprender de la comunidad educativa y construir con ellos nuevas  alternativas y oportunidades para los niños de la región.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *