Visitas que Inspiran

Visitas que Inspiran, de San Francisco y Nueva York a Medellín

El martes 10 de abril del 2018 recibimos en la Institución Educativa Camilo C Restrepo, del barrio Antioquia, en la ciudad de Medellín, a dos jóvenes y extraordinarias mujeres de Nueva York. Dianna Yau, Program Manager en Facebook y Annie Lin, experta en Marketing Digital en Adobe, quienes estaban en la ciudad para participar en un conversatorio de Marketing y Medios digitales.

Visitas que Inspiran
Juan David Ramírez
Eco, cohorte 2017.

Ellas me contactaron a través de unos amigos para que les enseñara a bailar salsa, y así tuve el placer de conocerlas. Fueron realmente buenas aprendices, y al cabo de dos horas ya se desenvolvían al son de las claves y los bongos. El tiempo nos alcanzó para hablar de la vida, de los sueños y de nuestras filosofías; me contaron a qué se dedicaban, que pensaban de la educación y sus futuros planes. Sus historias me inspiraron, tanto que me atreví a pedirles un pequeño vídeo para mis estudiantes. Pero su respuesta me sorprendió, ellas pensaron que sería mejor si los visitaban personalmente, y así fue como al día siguiente llegaron al colegio.

Annie y Dianna recorrieron cada rincón de la institución con una sencillez admirable. Nos reunimos en un salón a modo de conversatorio con los jóvenes de grados décimo y once y charlamos de sus experiencias de vida, sus gustos y su trabajo. Con paciencia y elocuencia ellas respondieron todas las preguntas de los chicos, mientras de manera simultánea el ECO David Emilio y yo traducíamos, porque ellas no hablan español y mis estudiantes no entendían perfectamente su inglés nativo. No obstante, fue un interesante ejercicio, ya que intentaron comprender y realizar preguntas en Ingles.

Visitas que Inspiran

Dianna y Annie hablando con los estudiantes de 11° y 10°.


Durante la charla, mis estudiantes estaban extasiados, y preguntaban desde lo más elemental como: “¿Cuántos años tienen?” hasta cosas más profundas como: “¿Eres realmente feliz en lo que haces”? La conversación se extendió por casi 2 horas, y a mí, no me importó romper con mi planeación para dejar a un lado la clase de fricción, y permitir que ellos aprendieran de este testimonio real e inspirador. Que seguro no van a olvidar tan fácil como el coeficiente de rozamiento.

Muchos mensajes inspiradores de Annie y Dianna quedaron para los chicos después de esta hermosa experiencia, y para ellas también, están felices de visitar Colombia, resaltan nuestra alegría, las ganas y la pasión con la que hacemos las cosas.

Fue una jornada única para todos. Esa es la magia de inspirar, contagiar a los que están alrededor, porque no solo quien recibe sino quien da, recibe una carga de inspiración que impulsa sus acciones y enciende una chispa de motivación. Ese debe ser un pilar en la educación, que se base en la inspiración. Guiar el aprendizaje a través del ejemplo, procurar ser modelos para nuestros estudiantes y si no es así, buscar qué o quienes puedan ser una luz que les abra la mente y les permita ver otras oportunidades.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *