Por un 2023 lleno de esperanza

Los lentes que usamos para evaluar el estado de la educación en estos días son, en general, los de la carencia. Con frecuencia respondemos a las preguntas: ¿qué perdimos con la pandemia?, ¿qué está mal en los colegios?, ¿cómo ha empeorado la brecha de la educación?. Y, tiene sentido que usemos estos lentes porque nos permiten identificar qué vacíos hay y dónde podemos aportar desde nuestro rol.

Ahora bien, la verdad es que trabajar en Enseña por Colombia es una constante invitación a cambiar los lentes o, por lo menos, a ampliarlos. Allí donde hay retos y carencias, siempre encontramos Ecos, estudiantes, profes, Alumni, rectores y familias construyendo y reconstruyendo con creatividad y alegría. El año pasado, por ejemplo, mientras salían estadísticas de cuánto se amplió la brecha de aprendizaje en la post-pandemia y en cuánto aumentó la deserción escolar, yo estaba en Barú, acompañando la formación de un equipo de profesionales excepcionales que le apostaron a construir país desde las aulas. Nada más inspirador que compartir con un grupo de estudiantes de 4to de primaria que, de la mano de su profe de Enseña por Colombia, estaban pintando el ecosistema de Barú y me enseñaron algunas de las innumerables especies que lo componen, desde su sabiduría y conocimiento de su territorio. 

De igual modo, tuve la oportunidad de compartir con el equipo de nuevos Ecos, un grupo de jóvenes nariñenses, paisas, costeños, rolos, santandereanos y más, de varias universidades y experiencias de vida, quienes acabaron sus 2 semanas de práctica de aula en la isla, a más de 30 grados, con una sonrisa en la cara y con energía para escribir poemas, cantar canciones y hacer obras de teatro sobre su sueño colectivo de construir una Colombia más justa y pacífica para todos desde las escuelas. 

Ojo que mi invitación no es a “hacernos los de la vista gorda” frente a los desafíos muy reales y, en ocasiones, trágicos, del sector; es más bien a mantener la esperanza viva a partir de una disposición de nuestra voluntad, corazón y razón para identificar y reconocer los talentos, sueños y el inmenso liderazgo de los estudiantes, profes y familiares de las comunidades que tanto estudiamos y queremos fortalecer. Ellos tienen mucho que aportarnos y enseñarnos. 

Así, en este 2023, Enseña por Colombia se centrará en seguir desarrollando liderazgo colectivo con énfasis en el fortalecimiento socio-emocional y académico de los estudiantes, sí para contribuir a cerrar brechas y a que nuestros estudiantes construyan y persigan proyectos de vida en línea con sus sueños y también, para que reconozcan y sigan potenciando su poder y orgullo por quienes son. 

– Ana Medina, CEO Enseña por Colombia

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *