Hoy Jeniffer Quintero, economista, caleña de nacimiento y vivo en Cartagena porque escogí el camino de la educación para crear el cambio que necesita mi país. A finales de 2014 me uní a la cohorte de jóvenes de Enseña por Colombia y en 2015 empecé a trabajar en el colegio Lomas del Peyé (Fundación Pies Descalzos). Hoy, después de un año de estar trabajando en bachillerato, soy directora del  grado 10º, un salón lleno de estudiantes con sueños por cumplir, cargados de alegría y ganas de aprender, además, soy profesora el área de Ciencias Económicas y Políticas, Investigaciones y Emprendimiento.

Durante mi primer año como Eco y después de conocer la dura realidad de mis estudiantes, realizamos varios proyectos en el aula buscando no sólo fortalecer su desarrollo académico sino también su autonomía y deseo de una vida diferente, dentro de los cuales se destacaron los “momentos de motivación y sensibilización”, era ahí el lugar perfecto para hablar de sus proyectos de vida y valores como el respeto, el amor por aprender, la participación, la no violencia y  decirle “no al hurto” para que encontraran otras formas de ser ciudadanos de exitosos. Algunos ejemplos fueron: un picnic, celebramos los cumpleaños, despedimos a los voluntarios, celebramos las fechas conmemorativas como el día de la mujer, el día de la raza y el día de los niños, implementamos un “día saludable”,  despedimos el año escolar, y poco a poco, nos convertimos en el curso con la profesora que más hacia eventos con un gran objetivo “Compartir la vida y sueños de todos”

Además,  comprendí la importancia de hacer un trabajo en conjunto con los padres de familia/acudientes y decidí hacer reuniones semanalmente con cada uno de ellos hasta que los conocí a todos y ellos conocieron a la profesora caleña, como me dicen los niños. Todas estas actividades me permitieron crear una conexión irrompible con mis estudiantes y darme cuenta de que mis estrategias estaban funcionando, lo que a su vez me permitió exigirles en el aprendizaje mucho más.

Mi reto cada día es seguir empoderándolos, hacerles ver que tienen alas y capacidades con las que pueden volar tan lejos como quieran siempre que se lo propongan y trabajen en ello.

Y por esto mi secreto mejor guardado para ser una Eco es: TRABAJAR MUCHO, PERO HACERLO CON MUCHO AMOR, ESO SÍ… ¡DIVIRTIÉNDOME!

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *